Fotografías por: Claudio Raya

Tanto que contar, tanto que decir, la tarde de ayer celebró la cuarta jornada del ciclo de conciertos Parque Estéreo, evento que hace gala de su vivacidad en los espectáculos, así como de sus espacios. En esta oportunidad se presentó la banda nacional Los Tres, la que ha sido fundamental en la historia de la música chilena, presentando un espectáculo repleto de vivacidad, armonía y festividad «a la chilena» sin excluir sus clásicos éxitos.

A las 20:30 hrs, el público comenzaba a manifestar el recibimiento abrazando a la distancia la banda encabezada por Álvaro Henríquez y «Titae» Lindl. Una vez que se alzan las luces e ingresan al escenario, comienza la descarga explosiva de «Sudapara», la euforia del público entre estruendosos aplausos se hacen presente al instante.

Esta tarde/noche presenciaremos el show de Los Tres contando toda una historia musical construida al correr de las décadas, muchas historias de vivencias metafóricas, incluso con todas sus pausas o proyectos paralelos de Álvaro Henríquez, continúan vigentes en el tiempo con la tenacidad de la reinventiva su de su propio sonido.

El grupo siempre se ha caracterizado por hacer melodías para que los cuerpos en masa respondan al estimulo de buena música, es básicamente un vehículo que te transporta al pasado, y fue mostrando un repaso fiel por sus más clásicas canciones como «Camino», «El Aval» y «Déjate Caer».

El momento más emotivo de la noche llegó con una versión «bellamente simplificada de «Amor violento», donde Álvaro hacia participe a todos los asistentes a través de los coros y las parejas amparadas bajo la atmósfera de esta balada.

Sin duda Los Tres parecen amar todas las épocas de su repertorio por igual, a tal magnitud, que muestran parte de su historia «tocada a cuerdas», recordando al gran Pepe Fuentes, para luego invitar al escenario a la gran cantautora chilena, Maria Esther Zamora. Ella ingresa interpretando las canciones «El cuerpo malo», «El Mentiroso» y «Adiós Santiago querido», junto a la banda. A su salida (de María Esther) la agrupación continua interpretando clásicos de la cueca chilena en recuerdo a Roberto Parra, acompañada de una macro-proyección de su fotografía, como si Álvaro Henríquez quisiera decirnos: «Somos chilenos y no sólo en septiembre». La euforia toma totalmente al público al finalizar con la canción «Quien es la que viene allí.

Para continuar interpretan «Silencio» y «Pájaros de Fuego», donde Cuti Aste toma el protagonismo con el sonido de su Órgano, el cual te transporta casi como si estuvieras en un concierto de blues/Rock. La banda confirma que la confianza se gana con razón, «He Barrido el Sol», tiene una gran carrera sobre diversos escenarios y eso se nota en gran medida que pasaba cada minuto calculado con destreza sobre el escenario, como si sintieran la dedicación de las personas que rebalsan el gran espacio festivo.

Cuando llega el momento del bis, el público de Parque Estéreo no está listo para la despedida, y comienza a exigir su regreso al escenario sin perder por un sólo segundo su energía, Los Tres regresan para contestar ese cariño con «La Primera vez» y «Tu cariño se me va».

Sabemos que para muchos músicos este segundo semestre del año ha sido un regreso emocional a los escenarios y volver a presentarse en vivo después de esta larga pandemia, llena de restricciones y donde la música no tuvo espacio. Por esto y mucho más es que «Parque Estéreo» se convierte en «El ESCENARIO» para que las bandas nacionales resurjan de este apocado clíma sanitario mundial.

Gracias por superar lo virtual y trascender juntos a lo físico, nuestras emociones se componen al unísono, pronto estaremos juntos a ustedes en otro concierto en nombre de Zumbido: Música en Vivo.


Zumbido.cl

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X