Texto por: Ricardo Arriagada Gómez

Quienes son muy seguidores de todo el universo maravilloso de Studio Ghibli, sabrán que en 2015 algunos de sus trabajadores, especialmente Yoshiaki Nishimura fundaron una compañía nueva llamada Studio Ponoc, con algunos títulos ya lanzados, siendo «Mary y la flor de la bruja» (2017) la primera obra oficial. A finales del 2023, en Japón se dispuso de un nuevo film que recién estos días podremos ver y disfrutar en la plataforma Netflix.

Yoshiyuki Momose -quien estuvo involucrado en el equipo de animación de clásicos como «Porco Rosso» (1992) y «El Viaje de Chihiro» (2001)-, es quien dirige «El Imaginario», basada en la novela infantil homónima de A. F. Harrold lanzada en 2014 con guion adaptado por parte del propio Nishimura. Como suele ser parte del alma de su desarrollo en el Animé, los elementos de Fantasía y Aventura son fundamentales para llegar a cabo este trabajo.

La trama sigue a Amanda Shuffleup, una niña que vive con su madre y que su amigo más cercano llamado Rudger es parte de su imaginación, estando siempre con ella en sus momentos donde logran grandes aventuras. Todo pasará a problemas cuando el Sr. Bunting, un señor misterioso que caza seres imaginarios intentará desaparecer a Rudger, quien tendrá la misión de no ser olvidado por Amanda, en un cruce de mundos donde lo irreal se topa con lo real. Kokoro Terada, Río Suzuki, Sakura Ando, Risa Naka, Takayuki Yamada y Issey Ogata prestan sus voces en idioma original.

Empezando con lo obvio, el intento de Studio Ponoc para formar su carácter es demostrar crear su propio estilo en dibujos hechos a mano con notorio desarrollo de sus animadores en Ghibli, usando otras técnicas de texturas y efectos que logran mostrarnos paisajes bellos y criaturas que sí valen su argumento de estos mundos imaginarios que salen de nuestras cabezas. Extraordinario son los aspectos visuales que será el gran enganche para los espectadores.

Algo que también vale mucho es la formación del guion -de hecho, el pilar esencial para que una cinta funcione sin importar su ambición técnica- y a pesar de ser efectiva en tener su cuota de emotividad y traspasar la Fantasía en imágenes, hay grietas presentes en el progreso de la historia, marcando niveles de desequilibrio y hasta pensamientos de saber lo que ocurrirá después, haciendo que todo se enfoque más en la entretención, sin dejar muchos mensajes claros en referencia a enseñanzas o reflexiones que es base importante. Como ejemplo de comparación con lo último, basta revisar el trabajo de Nishimura antes de fundar este estudio, «El Recuerdo de Marnie» (2014) y notar las diferencias narrativas.

«El Imaginario» cumple con ser una buena opción para verse en estos días, encantando con su animación que, sin dudas será la compañía para muchos en hacer volar la mente hacia el pasado, donde uno en su infancia, la imaginación era el escape de los problemas. La película se encuentra disponible en Netflix, y también puedes encontrar «Héroes Modestos» (2018), dirigida por el mismo Momose para familiarizarte con lo que ha hecho Studio Ponoc.


Zumbido.cl

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *