El emocionante reencuentro al atardecer: «Un Puente en el Aire» en concierto

Por: Adolfo Serey

Sencillo, profundo y emocionante fue el espectáculo realizado el día de ayer, viernes 24 del presente. Las luces nunca se apagaron en el teatro, como si se tratara de un discurso optimista frente al desafiante panorama mundial, sólo se cortaban por medio de un telón. Sin dejarse esperar, Isabel surge como una figura de atributo esperanzador, una propagadora del canto popular, diciendo: «Muchas gracias a todos por estar aquí, han sido 2 años sin vernos, sin conciertos». Dicho esto, arranca la rítmica musical cargada de grandes co-protagonistas como Tita Parra y Manuel Meriño.

El show no quedó exento de humoradas como ocurrió a mediados de este: «Ustedes pueden acompañarnos cantando bajo la mascarilla, va a sonar un poco así (se tapa la boca con la mano haciendo ademán de ponerse una mascarilla, hablando en balbuceo) dijo Isabel, a lo que fue respondida con risas.

A momentos iniciales se citaron, con mayor ahínco, las canciones de los dos últimos álbumes «Saludos a Todos» y «La Nueva Canción Chilena» como los sencillos «El Corazón Vivo» y «Destino».  También contaron con la activa participación de Manuel Meriño, el que no sólo domó la guitarra, sino que se tomó dos momentos del concierto: el primero fue con amor e ingenuidad para interpretar «Mi Niña (Maite)», el segundo con una canción y reflexión: «un día estaba viendo la Tele, y vi…vi una mujer que estaba siendo entrevistada por padecer una terrible enfermedad mental, el Alzheimer. Luego seguí buscando y encontré una Fundación llamada «En mis propios zapatos» o algo así. Comprendí lo terrible enfermedad, un día parpadear y ya no reconocer ni reconocernos más». Para todos aquellos está dedicada esta canción «El Aire de Mayo».

Luego de ello, Tita Parra se tomó otros dos momentos para tratar una reflexión retrospectiva, una de Violeta Parra,  pero muy contingente sobre la escasez de agua y la crisis hídrica que tanto golpea a los poblados del norte de nuestro país, llamada «La Tierra». Luego devino un momento más personal, la relación íntima que todo espectador busca con el artista, la que Tita comparte cariñosamente con nosotros: «una reflexión, una experiencia de vida terrible como lo es la pérdida de un hijo». Contrario a lo que se podría esperar de un hecho como este, ella enmarca el discurso en un lienzo musical de esperanza, de alegría y muchos recuerdos por medio de la canción «Estar Vivo».

También a llega nosotros, como sí se tratara del ayer, «A los cantores del mundo», un retrato sonoro de Victor Jara y a todos aquellos que partieron alguna vez, pero no antes de decir lo que no se dejaba decir.
La despedida no quedó exenta de reflexión por parte del radiante semblante de Isabel Parra, diciendo: «Quisiera terminar con este concierto cantando la canción Un Puente en el Aire, que realmente no es mía. Fue una reflexión, un diálogo de Alejandro Jodorowsky antes de terminar la entrevista de Cristian Warnken, en un programa que todos ustedes deben conocer La Belleza de Pensar (: «Un puente volante (volador) que no rompa con la soberanía {…}, los pueblos se dan cuenta que alguien DA, {…} un mar para Bolivia {…} Hemos establecido aquí un puente en el aire»).

«Un Puente en el Aire es, finalmente, el amor que nos hace falta en el mundo» -señala Isabel, declarando el inicio de la canción y termino de la presentación..


Zumbido.cl

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X