Texto por: Ricardo Arriagada Gómez

Este mes, siendo el 24 de junio de 1994 en cines de todo Estados Unidos -con una Premiere realizada el 15 de junio- y posteriormente en el resto del mundo, se cumplen tres décadas del estreno «El Rey León», producción de Walt Disney Pictures que se ha transformado desde su publicación en una de las obras maestras y mejores éxitos de la compañía. Una cinta que las generaciones de mitad de los noventa y por delante, se han cautivado de su historia que involucra lo más apegado de la vida y su ciclo, en todo ser vivo, en este caso por animales en una sabana africana contada de forma épica.

Bajo la dirección de Roger Allers y Rob Minkoff, marcó una huella permanente con esta historia, que destacaba por su guion original -primera vez la compañía no se basa en un cuento para crear una película-, por su tipo de animación, técnica y creatividad dentro del llamado “Renacimiento de Disney” que, en los noventa tuvo un importante auge y lo recordamos con nostalgia, orgullo y cariño, desde que llegó a Chile el 30 de junio de 1994. En esta nota especial, damos un tributo a este film con algunas de sus grandes cualidades:

01. La Historia

Irene Mecchi, Jonathan Roberts y Linda Woolverton fueron los encargados de dar diseño a esta historia, con una trama simple, pero con un trasfondo profundo, que involucra inspiraciones en la forma literaria de la tragedia, personajes de la Biblia y hasta cosas relacionadas con pensamientos filosóficos o lo socio-político, estudiada completamente para que la emotividad sea pulcra, al igual que en el equilibrio que se forma con sus momentos divertidos. Con un reparto de actores y actrices con importante trayectoria en Hollywood, en Latinoamérica destacó su doblaje para que muchos de sus diálogos sean enseñanzas, principalmente con la ventaja en comparación a otras cintas que vinieron después muy influenciadas en lo realizado en «El Rey León», desde menores de edad hasta la adultez sigue golpeando fuerte en la mente.

02. La Música

Otra cosa que nos llenan los ojos de lágrimas es su sublime banda sonora. El compositor y experimentado en musicales, Tim Rice fue contratado para la película luego de los resultados fascinantes de «Aladdin» (1992), trabajando en conjunto con el gran Elton John con una química tan estrecha que el nivel de letras y melodías han quedado permanentes en los recuerdos de millones de personas. Algo que pueda argumentar eso, es ver solo la introducción del film, una de las mejores en la historia del séptimo arte con esos bellos paisajes y los animales presentes en la ceremonia, con la versión de «Circle of Life» interpretada por la estadounidense Carmen Twillie y el sudafricano Lebo M. que canta en idioma Zulú. Una obertura que es imposible no emocionarse.

Trabajando en conjunto con los guionistas para imaginar cada escena musical, la efectividad fue tan sobresaliente que, seis canciones aparecieron en sesión, siendo cinco finales y una descartada llamada «The Morning Report» que fue añadida en lanzamientos en DVD, su remasterización en cines y hasta en las adaptaciones teatrales. La euforia y encanto era tan grande que, sin todavía existir la categoría de Mejor Película Animada en los Premios Oscar obtuvieron dos nominaciones, donde la de Mejor Canción Original cayeron nominaciones en el mismo grupo tres veces. La ya nombrada «Circle of Life», la contagiosa «Hakuna Matata», pero todo fue para la magia y sentimiento de «Can You Feel the Love Tonight» -dato curioso: ¿Sabías que Rick Astley participó en los coros adicionales? -, una preciosa pieza que se recuerda en sus dos formas: dentro de la película y la versión comercial por el propio Elton.

En Mejor Score, no había que dejar afuera la increíble labor realizada por Hans Zimmer en una de sus partituras favoritas por el público. Estudiando en conjunto con artistas africanos para los arreglos en cada composición muy influenciado en el Mbube, género que alberga el uso de voces a capella con un ambiente poderoso, con letras en Zulú, Swahili y Xhosa que se evidencia en la película. Cada voz y cada nota se expresa entre angustia, valentía y amor, dejando así al compositor como definitivamente dentro de los más versátiles en el mundo de las bandas sonoras cinematográficas. Cabe destacar que Zimmer ganó el galardón en la lista donde incluía a Alan Silvestri y su trabajo en «Forrest Gump», o Thomas Newman por «The Shawshank Redemption».

03. Su impacto

Tras su estreno en 1994, el éxito fue rotundo transformándose en la cinta más taquillera ese año en datos internacionales -en Norteamérica fue segunda tras «Forrest Gump»– ocupando en la actualidad la posición N°58 de las películas con mayor recaudación en el mundo. Pero a diferencia de otras cintas de Disney, no hay alguna que solo basándose en su contenido ha tenido una repercusión y entrada al corazón. Es muy probable que si le preguntas a muchas personas sus favoritas si fuesen a escoger solo cinco ejemplos, «El Rey León» tendría un puesto.

En asuntos de mercadotecnia, supieron aprovechar de establecer junto con marcas, cadenas de comida y más para vender todo referente con la película, incluso la propia Banda Sonora tuvo éxito para tener nominaciones y galardones en los Premios Grammy (tres premios de seis nominaciones), en los Annie Awards de Animación (ganando el máximo premio a Mejor Película) y ser el cuarto álbum más vendido en 1994 en Estados Unidos según estadísticas del Billboard 200.

También, se recuerda mucho su videojuego lanzado a solo meses posteriores de la cinta en consolas de la cuarta generación -las más recordadas han sido Super Nintendo y Sega Genesis– que recrea muchos de los escenarios con sus paisajes coloridos y oscuros. Quedó en la memoria de muchas personas por sus primeros acercamientos a este estilo del arte que ahora ha ido a otras dimensiones, pero en su momento eran innovación pura, pero algo que no se puede dejar afuera es su dificultad, donde más de una vez quedamos pegados en etapas que requería concentración y precisión.

04. El universo de la saga

El éxito fue tanto que llegó al punto de expandir la historia, apareciendo en 1998 «El Rey León II: El Tesoro de Simba», película hecha directamente para video en formato VHS con comentarios de todo tipo, sin tener la misma explosión de la original, a pesar de gozar de buena forma en marketing entre juguetes o accesorios. Luego, una alocada idea se dio con «El Rey León III: Hakuna Matata» (2004) que en realidad es una historia paralela en los personajes Timón y Pumba en los tiempos donde se conocieron, hasta toparse con todo lo no mostrado en la historia de 1994, más recordada por su contenido cómico. Incluso, aparecieron series animadas como una propia de la suricata y el jabalí entre 1995 y 1999, además de «La Guardia del León» estrenada en 2015 emitidas para los canales Disney Channel / Junior.

No fue hasta en 2019 cuando, dentro de una época cuestionable de Disney en hacer películas Live-Action de varios de sus clásicos con resultados agridulces, apareció una adaptación hecha por Jon Favreau después del excelente resultado de «El libro de la Selva» (2016) -siendo hasta la fecha, la mejor adaptación en el género- que no escapó de comentarios desequilibrados. Sin embargo, para este año se espera una nueva parte de la franquicia titulada «Mufasa: El Rey León», precuela donde conoceremos la inédita historia del mamífero en su camino al ascenso de la Tierra del Reino, mucho antes de conocer su formación en el aprendizaje y lleno de coraje. Llama la atención que será dirigido por Barry Jenkins, ganador del Oscar por el guion adaptado de «Luz de Luna» (2016) y tendrá escrituras por Jeff Nathanson, el mismo que trabajó en la versión 2019.

¿Qué resultados habrá de esta entrega? Lo sabremos en diciembre.


Zumbido.cl

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *