Nota por Ricardo Arredondo

Un viernes frío en Santiago, pero la música no para. En una cargada agenda musical, y con un día con varios conciertos en diferentes puntos de la capital, en el Barrio Bellavista nos encontramos con el regreso en menos de un año de la banda argentina 1915, quienes visitaron Chile por segunda vez en su carrera.

Pasado las 20:30 hrs apareció en escena el dúo Kief, quienes desplegaron todo su sonido Indie Pop. Una banda compuesta por Joaquín Tapia en batería -con un tremendo groove– y con el multifacético Mauricio Sothers que va poniendo bases, tocando guitarra y cantando. A pesar del poco público que había a esa hora, dieron un espectáculo como si se tratara de miles alentando al público a bailar, a levantar las manos y dándolo todo en escena. Quizás sea un tema generacional, pero el formato dúo y tantas bases pregrabadas es algo que -personalmente- no me termina de convencer en formatos de show en vivo, aunque hoy, está siendo tendencia a nivel global.

Luego fue el turno de El Último Viaje, quienes luego de sortear algunos problemas de sonidos entraron con mucha potencia y decisión a interpretar sus canciones. Un Pop Rock muy radial de buena factura y con una gran interpretación por parte de su vocalista Julián Hearts. Ya con una mayor cantidad de público, con un breve set, demostraron profesionalismo para salir jugando -incluso cambiando el set- ante la adversidad. Tanto Kief como El Último Viaje son una clara demostración de bandas que vienen haciendo trabajo en silencio durante años, aguantando y dándole siempre. Ambas bandas son la prueba que en Chile hay grandes bandas y talento de sobra.

Con media hora de retraso, salió 1915 al escenario. Al comienzo sobre todo, tuvieron que sortear algunos problemas de sonido, que luego de las primeras canciones fue solucionado, ya para comenzar a demostrar todo el poderío de su sonido en vivo. Con la afilada guitarra de Cruz, los sintes de Penzo y las potentes bases rítmicas de Alejo y Jere marcaron el compás de un set sólido que recorrió gran parte de su discografía. El año pasado el show fue en el marco del lanzamiento de su último disco «Fuera de Lugar» (2022), pero esta vez, hicieron un repaso más amplio de sus cuatro discos de estudio. Canciones como «Extranjero», «Policía», «Haiku» y «Fuera de Lugar» sonaron y fueron cantadas fuertemente por los fanáticos que llegaron hasta el lugar, y demuestran que la banda sigue poco a poco ganando adeptos y haciéndose un lugar en la escena del Indie Rock / Pop ya no solo en Argentina sino que a nivel latinoamericano. Más allá de sus buenas composiciones, el sonido en vivo de la banda es una de sus grandes fortalezas, haciendo algunos cambios a la grabación de estudio que muestran su creatividad y virtuosismo de su show.

Una fecha con buenos exponentes musicales y con talento de sobra que llenó de guitarras y sonido popero la bohemia de Bellavista, y que, aunque contó con un buen marco de público, no es el que un evento de esta altura merece. A veces hay que ir un poco más allá y mirar quienes vienen trabajando y construyendo desde atrás de los nombres que más suenan en una escena, muchas veces nos sorprenderemos de la música que podemos encontrar.


Zumbido.cl

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *