Nota por Ricardo Arredondo

Aún es una herida reciente. A fines del 2023, la banda nacional Ases Falsos daba su último concierto en Chile para sellar el final de una etapa. El gran concierto en el Teatro Caupolicán marcó un fin en la exitosa banda, para dar paso a este receso indefinido que no tenemos idea cuánto va a durar. Pero una cosa es clara, desde que se ha anunciado este final, Fother Muckers toma más fuerza, y también lo hace el proyecto personal del vocalista de los dos grupos: Briceño y el Grupo Crisis.

Desde hace años, Cristóbal Briceño ha sido un participante activo de la escena musical chilena, siendo sin duda uno de los músicos más prolíficos de la última década –sacando en promedio más de dos discos por año-. Inquieto, multifacético y comprometido con el oficio, Cristóbal nos ha sorprendido en esta última etapa con dos grandes discos. Por un lado tenemos «Doler Crece», con el que ganó el premio mejor artista pop en los Premios Pulsar 2023, y luego con «Aurora», que aunque no ganó, también consiguió nominación dentro de lo mejor del año en la categoría pop en los Premios Pulsar 2024, galardón que finalmente recayó en la gran Cancamusa.

No es novedad, Cristóbal mantiene su pluma intacta y sus ganas de seguir haciendo música, más allá de si lo hace con sus compañeros de toda la vida o no. La cosa es hacer música, cantar y disfrutar. Y eso es algo que Briceño hace con maestría, y sobre todo, con una gran sonrisa cuando está sobre el escenario. Esta nueva etapa es una mezcla de pop, latina romántica, baladas con reminiscencias de los ‘80s y ‘90s que nos recuerdan a la época de Emmanuel, Dyango, José Luis Perales y tantos otros cantautores de esas décadas doradas.

Desde hace rato que Briceño juega a ganador, con composiciones contundentes, melodías pegajosas y progresiones hermosas que te tocan la fibra. Su último álbum «Aurora» (2023) dedicado a su abuela con la canción que lleva el mismo nombre, es muestra de su versatilidad y la gran interpretación, los cuestionamientos morales de separar la obra del artista, o su declaración de principios al decir “voy a darlo todo, pero todo de verdad”.

Todo eso y más, es lo que esperamos de él en vivo. Parte de su repertorio solista que hace rato lo viene elevando a lo más alto de la música nacional, y por qué no, atacar a la nostalgia interpretando algo de los Ases Falsos. Es parte de su historia, y de la nuestra. Y que no se malentienda, nos encanta verlo feliz, realizado e interpretando su música solista que es soberbia. Pero de alguna manera, nos sentimos como el hijo que todavía llora la separación de sus padres, que le encanta ver a su padre feliz por separado, triunfando, pero que en el fondo igual le gustaría ver aunque sea un reencuentro para volver a soñar y sentir lo que vivió en sus años de juventud, de lo que hoy sólo quedan recuerdos…

Coordenadas:

Santiago – Sala Metrónomo
Sábado 27 de Julio
Entradas en web Sala Metrónomo


Zumbido.cl

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *