Texto por: Pablo Castillo

Fotografías: Hugo Hinojosa

El Chamber Pop que presenta Camila Bañados en su nuevo trabajo «Viento 1.» es uno muy ambicioso en este territorio: el manejo de los clímax, el balance perfecto entre las emociones y la perfecta ejecución de este crearon la atmósfera para lo que sería el show de lanzamiento del primer larga duración de la artista. Tras una semana de haber subido el material y una expectación enorme, Camila logró llenar el recinto y dar un show de primer nivel.

Un show de apertura siempre se caracteriza por dar una idea de lo que veremos a continuación, y Alfilera nos trajo una íntima presentación de Folk que pese a algunas fallas técnicas dieron lugar a tiernos momentos donde vimos el espíritu real de la artista. En contraste a lo que veríamos más adelante, ella solo con su voz y guitarra, logró en tan solo 6 canciones llenar de emociones al teatro de M100. Alfilera, también conocida por trabajar con artistas como Laurela o Nando García, se presentó con su proyecto solista y demostró con su voz que menos es más.

El viento corría por el escenario y el inicio de una performance teatral género curiosidad e incertidumbre en el público, las telas colgadas se movían y no habían pasado más de cinco minutos desde el show de apertura para que el viento empezará a sonar. Así mismo fueron entrando cada uno de los músicos invitados para el ensamble que preparó Camila, que contaba con una sección de cuerdas, una sección de vientos, una banda, el director y Camila quien fue la última en entrar. Curiosamente, al costado del escenario había un joven alfarero, que durante todo el show estaría trabajando en un jarrón que sería la clave de la jornada. 

«Papel» fue el punto de inicio a este viaje de lanzamiento, una canción que va en la mitad del disco y que sigue una línea mucho más personal donde la instrumentación caótica hizo que fuera el perfecto inicio para el show. Tras el poema que recita Camila en la canción, pasamos a «Barro» que fue el momento clave donde se consolidó el ensamble, cada músico tuvo la oportunidad de brillar y se dio la sentencia de como seria el show. El agradecimiento constante de la artista nos dio una mirada más introspectiva a su música y que con tan solo su guitarra y su voz pudo presentar «Vida» que iba dedicada a sus padres. 

«Árbol» fue la primera canción que compuso y hoy por fin pudo darle la vida que siempre quiso gracias al ensamble, una emotiva canción que dentro de la performance de danza contó con una bola de disco la cual fue elevada para confortar el escenario, y también con un pasaje instrumental donde vimos brillar a la sección de vientos. Luego de eso Camila humildemente y con tremenda admiración se dio el tiempo de presentar a cada uno de los músicos que la acompañaron en la jornada.

El show terminó con la canción homónima «Viento», la cual fue aplaudida de pie por todo el público, un emocionante final donde vimos de manera maximalista la capacidad de los músicos y de la voz de Bañados. Luego de los aplausos todas las luces se apagaron e iluminaron al joven alfarero, “Construir vasijas en el fuego” es una de las frases del disco que dan sentido a la construcción de este jarrón, el cual fue soplado generando una hermosa sonoridad que dio fin al show.

El peso artístico que tuvo el lanzamiento de «Viento 1.» será un ejemplo a seguir, y todo gracias a la dedicación enorme y amor que el equipo le puso al show, desde la maravillosa puesta en escena de las telas colgando con la sensación de que corría el viento o la danza experimental que dio frescura al espectáculo. El alma de ella como artista, que tiene y que entregó, fue la piedra angular de todo el concierto y el trabajo de cada músico logró dar vida al este lanzamiento de Camila Bañados.

Puedes revisar nuestra galería fotográfica de este evento aquí


Zumbido.cl

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *