Texto por: Ricardo Arriagada Gómez

Fotografías: Joselyn Heyden

Era un domingo con actividades muy movidas en la capital, desde eventos para la familia, la definición del Torneo de primera división en el fútbol y dentro de los show musicales del domingo 03 de diciembre, en el Club Ambar, se esperaba una jornada llena de sonidos principalmente de Hardcore Punk que fue una total locura. Una fecha que juntaba a un grupo en su debut en Chile, acompañada de otras bandas que comparten integrantes, pocos años desde sus formaciones y mismas corrientes en sonido, además de un invitación especial para talentos nacionales que cada vez era más demoledor.

Partió con Ariete, únicos presentes chilenos en el cartel para entregar la primera dosis Hardcore, para mostrar gran parte de su primer EP «Crecer, Vencer, Caer y Levantarse» (2020) tocando cortes como «La Promesa», el tema Homónimo o «Renacer», aplicando mucho valor en sus ejecuciones en grandes decibeles, teniendo a Fabián Baez hasta desgarrar la garganta e incentivando en las maniobras corporales que se hacen presente en este tipo de shows. Un espacio digno para ellos en el cual agradeciendo a quienes estuvieron desde el principio para soltar la rabia.

Como el evento partió un poco más tarde de su horario original, no se desperdició tiempo valioso en el cambio de agrupaciones, siendo el turno de Regulate con su sonido New York Hardcore. Un muy activo vocalista Sebastian Paba daba la señal para hacer explotar el recinto con parte de su repertorio que se reúne en dos producciones «In the Promise of Another Tomorrow» (2018) y «Self-Titled» (2022), mostrando velocidad y fuerza en canciones «Manos de Oro» donde muchas de ellas eran de la misma frecuencia, hasta incluso incorporar su melódica «Hair» que también tuvo participación de asistentes en querer apoyar con sus voces. Algo muy genial de esta presentación fue el equilibrio entre guitarra y la prioridad al bajo que sonó brutal.

Aumentando más la energía que se estaba provocando, al igual que el anterior siendo del movimiento Straight Edge, la banda colombiana Raw Brigade trajo una interpretación poderosa con parte de sus canciones que ha hecho tener seguidores en todo el mundo -y en este círculo, en especial- con un disco publicado y algunos EP’s. La comunicación en español fue fundamental para lo que decía Carlos Chavarriaga, sintiéndose contento de estar en Santiago para mostrar sus cortas, pero demoledoras canciones como «Police Crime», «Aggressive City», «Run Away From Hell» y «Violence», entre otras. Incentivando los mosh, circle pit y más manifestaciones, muestra su orgullo latino y sus inspiraciones que viene desde las protestas de 2019 e incluso, diciendo su amor por 31 Minutos. Tal como las presentaciones que pasaron, eran una combinación de furia, actitud y destreza que no daba tregua.

Para el plato fuerte y teniendo de vuelta al baterista Harry Corrigan -que había tocado con Regulate– y con ayuda en guitarra y bajo, se presenta el trío estadounidense No Pressure que, a pesar de tener un sonido más cercano a los géneros del Skate / Pop Punk, consiguieron replicar esa intensidad en las horas previas con una asistencia completa que estaba extasiada. «Doin’ Fine», «Both Sides» y «Say What You Mean» fueron parte del comienzo que era muy evidente que se mostraron temas de su único álbum y EP que han sacado, siendo elogiados por su frescura y ser respetuosos con la historia.

En su principio, se utilizaron luces blancas y azules parpadeantes que tuvieron que quitarse para no molestar a los ojos de los que estaban en escena -como también a algunos del público que mostraban incomodidad-, para continuar con otras composiciones recurrentes en sus shows como «One Way Trip», «Same Thing» o «Sour», donde su vocalista Parker Cannon entregó todo, mostrando cercanía con los del frente que saltaban, se amontonaban y sobre todo, volaban de un lado a otro. Era un ambiente épico.

Como regalo inesperado que se soltó casi de broma en un principio cuando sonó el riff de «Seven Nation Army», interpretan «Carousel» de blink-182 y el lugar sucumbe en cánticos para una fiesta que había que vivirse como si el planeta se acabara. Otros cortes del disco como «Lock it Up» y «Save Your Spot» fueron parte del segmento de cierre de un increíble line-up para cerrar la semana con golpe tras golpe, y que formulaba un momento para recordar por siempre a todos los testigos del lugar, sea de la producción, los propios grupo y en especial, quienes pisaron el Club Ambar.

El debut de No Pressure en Chile fue una absoluta locura, muy divertido, energético en una tarde diligente que no dio respiro, más con esta gira por algunos puntos en Latinoamérica que requería sí o sí su paso por nuestro país. Cuatro golazos en aproximadamente tres horas de evento.


Zumbido.cl

X