Texto por: Gonzalo Díaz

Fotografías: Samuel Girón

¡Terminar el año a lo grande! Es así como podríamos definir en palabras simples, lo que podríamos considerar una de las temporadas más potentes en cuanto a conciertos ligados a la escena Hardcore Punk. Es que claro, las visitas no han sido menores, considerando grandes protagonistas y referentes que han pisado el país durante el año, desde personajes insignes como la aclamada visita de Keith Morris junto a OFF!, hasta nuevos exponentes como lo fueron No Pressure y Raw Brigade, por nombrar solo algunos ejemplos. De esta forma, asistir al concierto que ofrecerían los suecos de No Fun At All junto a los estadounidenses de Ignite, era la mejor forma de coronar el año, siendo a su vez, un concierto de asistencia prácticamente obligatoria.

Tanto No Fun At All como Ignite, dos bandas insignes de la escena Hardcore Punk mundial, llegaban a nuestro país, en formato “combo Punk imperdible”, esto mediante lo que nombraron como: Latin America Tour, gira que los traía por parte de Sudamérica y que precisamente este lunes aterrizaba en nuestro territorio, la cual tenía como punto de reunión, el a estas alturas, clásico Blondie Club de Avenida O’Higgins.

A pesar de ser un día lunes, el entusiasmo estaba presente para hacer frente a cualquier adversidad, considerando las altas temperaturas, horarios, como también el hecho de que los lunes son siempre caracterizados por ser días difíciles, pero para afrontar aquello, había una buena descarga de ruido. Como ya es costumbre, los protagonistas internacionales, se vieron acompañados en un principio por los locales de MalVivir, banda nacional que fue la encargada de dar inicio al show mediante un set que dio cuenta de su repertorio y que dio paso a que el ambiente tomara ritmo a lo que prontamente se vendría, en este caso, los californianos de Ignite.

Ya con un espacio prácticamente repleto, Ignite se logró presentar con un show sólido de principio a fin, en donde dieron paso a grandes momentos, como lo fueron el cover a U2 de «Sunday bloody Sunday», como también el paso de su bajista Brett Rassmusen al público y sobre todo, la relación generada entre su vocalista con el público local, quienes en todo momento tuvieron una conexión constante, transformando la presentación de Ignite en un paso arrollador por el escenario de Blondie Club, destacando temas como: «Poverty For All» «Let It Burn» «Run» «Bleeding»

Con la ansiedad a mil por hora y con la energía que desbordaba los espacios, la banda sueca No Fun At All, era la encargada de cerrar la jornada, frente a un público intenso y en donde la respuesta de los escandinavos, fue acorde a lo esperado. Con un show intenso, con canciones que abarcaron su más reciente álbum «Seventh Wave» (2022), pero que a su vez, dio paso a sus temas más clásicos y con ello, los más esperados, No Fun At All cerró con un set intenso, veloz y enérgico, prácticamente sin pausa alguna, demostrando que la intensidad característica de la banda sigue más que presente y que por medio de canciones como: «Perfection» «Master Celebrator» «Spirit» «Believers» pudieron dar un cierre como corresponde.

Los comentarios al cierre del show eran claros y sobre todo coincidían en algo, ¡un show intenso! Es que claro, tener a dos referentes del Hardcore Punk, no es algo que se viva a diario y por lo mismo, la oportunidad era imperdible y al parecer valió totalmente la pena, con ello, una vez más productoras como Monkey demostraron el apoyo a una escena que ante todo, sigue más presente y activa que nunca.


Zumbido.cl

X