Texto por: Lucas Araya

Fotografías: Joselyn Heyden

Nicole dio vida a su más reciente álbum «Claroscuro» (2022) frente a un Teatro Coliseo repleto de su público fiel en una sesión llena de amor y entrega y un repaso por su clásica y multifacética discografía.
El multiverso sonoro y estético de Nicole es tan variado como hermoso, y eso quedó plasmado en el escenario del Coliseo al dar vida de forma íntegra a su última producción, rodeada de juegos de luces, imágenes que funcionaban como un film complementario de los pasajes musicales y una banda en plenitud y solidez que permiten que los movimientos por el disco sean armoniosos y tomen una forma más brillante todavía.

La capacidad artística y emotiva de Nicole se mueve con su voz al frente de los instrumentos y coristas, así como detrás de un teclado cercano al Rhythm and Blues o con una guitarra eléctrica como espada para atravesar las diferentes canciones del disco. «Nostalgia», «Horizonte», «Tormenta», «Salto al vacío» y «Desierto florido» fueron muestra de las diversas capas que coexisten en un álbum que representa un nuevo inicio en un viaje sin fin de la compositora incansable, haciendo propias sonoridades que combinan beats y bases modernas con melodías y quiebres Pop clásico, logrando una hermosura reluciente, la cual ilumina cada rincón del teatro en su capacidad máxima.

Los cambios de vestuario también daban las pistas necesarias para comprender los ciclos por el recorrido de «Claroscuro», un disco terapéutico y sanador, como la misma Nicole dijo sobre el escenario con total honestidad a un público receptivo, empático y afectuoso. Un acto de amor recíproco que culminó en la compenetración de la audiencia con la anfitriona de una noche llena de luz para borrar las sombras para cerrar el repaso del álbum en un concepto cósmico, terrenal y humano.

La segunda parte del show fue una invitación a sumergirse en el mar multicolor de Nicole en una oleada de clásico inmortales e insuperables, haciendo que la artista y su público fuesen una sola voz en plenitud de sus fuerzas. Además, canciones como «Despiértame», «Viaje infinito», «Sin gamulán», «Extraño ser», «Dame luz»  o «Todo lo que quiero» tomaron nuevos bríos en compañía de Denisse Malebrán, Javier Barría, Dani Ride y Gepe, para coronar la sesión con una preciosa y multitudinaria versión de «Hoy», para dejar en claro que el presente es una mirada actual al pasado para iluminar el camino hacia el futuro con ansias de gloria.

¡Sigue en las alturas más claras Nicole!. Este domingo 03 de diciembre, la artista se presenta en el Rockódromo de Valparaíso, una chance más para ver y escuchar a una artista en su plenitud.


Zumbido.cl

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X