Texto por: Franco Zurita

Hablar de Eterna Inocencia es hablar de una de las bandas emblemáticas de la escena Hardcore Punk argentino. Cuando a mediados de los 90’s, la escena yacía entre el underground y la protesta social, en distintos lugares del país crecía una corriente, una contracultura que desde la desgarradora emotividad y casi como un grito de liberación comenzaban a formar parte de las filas musicales de la época. Con 2 Minutos tomando la posta de nuevas bandas como Fun People, No Demuestra Interés, entre otras, el nombre de Eterna Inocencia comenzaba a forjar su propio camino en el Punk y la música argentina.

Con nueve discos a su haber, un par más de ediciones en vivo en distintos formatos y un sin fin de historias que los ha llevado a recorrer todo Latinoamérica y parte de Europa, este año uno de sus discos más emblemáticos cumple 20 años: El intenso y emotivo «Las Palabras y Los Ríos» (2004). Una experiencia más melódica que sus trabajos anteriores. Menos rabiosa pero conservando la intensidad a través de la emocionalidad de sus letras que lo hace incluso, tener una identidad propia y reconocible y que nos llena de clásicos que, tanto en ese tiempo como hoy en día, los hace mantener su status como íconos de la escena Hardcore Punk latinoamericana.

«Viejas Esperanzas» nos abofetea con un intenso riff y potencia, junto a los desgarradores gritos de amargura y soledad procedente de algún quiebre amoroso. La nostálgica «Elsa y Juan» nos hace recorrer una íntima historia en un track melódico y alegre que dista del sonido recio pero que la madurez de la banda, sabe mantener siempre en alto. «Trizas de Vos» otra vez llega a desvelarnos recordando algún viejo amor, momentos y memorias que se retraen y que explotan junto al atronador solo de guitarra que recae en un último y desgarrador coro. El Punk Rock puro y duro toma las riendas en «Encuentro Mi Camino Aquí». Una canción estructurada y sin mucha variación pero que sigue siendo y pareciendo un grito de liberación. La aparente calma rítmica de «Nuestras Fronteras» no decae junto a un mensaje claro y esperanzador de la mano de la potente interpretación de Guille. «Vivan Mis Caminos» es una senda que melódica y rítmicamente termina explotando en un tranquilo viaje de melodías emotivas con momentos que acompañan la narrativa del tema.

La intensidad y el desahogo llega con «Saludos a Los Maquis» y «Sin Quererlo» dos cortes que no pierden el tiempo en sutilezas capturando la esencia misma del Punk. «Martires de Trelew» nos transporta al histórico hecho de la masacre de Trelew, Argentina. Un poema y un canto a la libertad, a las injusticias y que rompe el esquema a medida que cada momento se construye. «Desposeídos» y «La Muerte Pobre» son las últimas evocaciones de tristeza explícita que significa la pérdida. Ya llegando casi al final del disco, «Tan Lejos» llega con un riff tajante y la crudeza vocal nos sacude en un potente coro que nos adentra aún en la batalla del disco, de la realidad. Algo que concluye estrepitosamente con la suave «Vientos del Amanecer» que nos hace bajar los brazos ante el vaivén de emociones la cual «Las palabras y los ríos» nos hace navegar y sumergirnos. Caer, y recaer en la nostálgica soledad y reponerse ante la adversidad. Abrazar el silencio y los recuerdos, recabar la tierra y caminar. Todo esto, estrechándose también al dolor.

Eterna Inocencia estará presentando parte de este trabajo y toda su discografía desde «Punkypatin» (1996) hasta «La Resistencia» (2006) el próximo 24 de febrero en el Teatro Coliseo. Las entradas están disponibles a través de Puntoticket. Produce Transistor.


Zumbido.cl

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X