La artista chilena inicia una su era más ambiciosa hasta la fecha, cargada a géneros típicos de la música latinoamericana sin olvidar la delicadeza de su pop. Un trabajo acompañado por la producción del destacado ganador del Grammy, Sebastián Aracena, junto a una exploración estética inédita que podemos ver en el video dirigido por Gowosa.

Si durante el 2020 el proyecto de Daniela González nos cautivó con el erotismo y las diversas formas de amar en su cortaduración y poemario titulado «La Piel», este 2021 extrema la pasión en una nueva etapa, cargada a la tradición romántica y la performance. «Quiero Que Seas Tú» es el reciente estreno, un bolero pop que no sólo renueva su propuesta musical, también la estética que nos presenta y la propuesta más grande realizada por la artista hasta la fecha. 

Luego de introducirse en el imaginario de Chavela Vargas, la chilena conectó las similitudes entre el folclor chileno y los clásicos del bolero, logrando una canción que sigue la línea de su epé en el imaginario romántico pero que renueva sus recursos sonoros, trabajados en esta oportunidad junto a Sebastián Aracena, el productor de artistas como Mon Laferte y premiado con un Grammy latino. 

«Quise escribir nuevamente sobre el amor y el furor que hay dentro de él, más concretamente sobre los amantes. Esta canción habla sobre la complicidad de los amantes y que se genera en esta fusión», comenta la cantante de alcance latinoamericano que libera un imperdible clip para «Quiero Que Seas Tú», protagonizado por la referente trans y performance, Kassandra Romanini

El inicio de una madurez estética liderada por Matías Caballero, encargado de darle vida a las decisiones visuales en el clip que acompaña al estreno. «Daniela tiene una inquietud por explorar el teatro y las artes escénicas; quisimos tener un acercamiento hacia el mundo masculino pero no como un disfraz sino que de manera sutil mediante la energía femenina», asegura. 

Si ya conocimos la parte dulce de este proyecto, es hora del agraz. «Quisimos trabajar este concepto de manera visual, haciendo una mixtura con la dulzura de su voz. La llevamos a la época de la gran renuncia masculina en la que los hombres abandonaron los brillos, pieles, maquillajes y se vuelven sobrios para vestir los trajes que conocemos hasta hoy; época en que las mujeres se hicieron cargo de demostrar el éxito de sus parejas», agrega Caballero. 


Zumbido.cl

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X