Texto por: Franco Zurita

Fotografías: Spider Prod

Sin duda, el debut de Carnifex en nuestro país era uno de los más esperados por los amantes de las corrientes más extremas del Metal. Y es que luego de haber cancelado por distintos motivos sus visitas en años anteriores, los norteamericanos finalmente pisaron suelo nacional para presentarnos su nuevo disco titulado «Necromanteum», acompañado de lo mejor de su contundente carrera, en una infernal cita que incluyó a los brasileños de Krisiun y a los nacionales de Diametral y Before Breathing, quienes fueron los encargados de abrir esta violenta jornada.

De gira en nuestro país, uno de los nombres más importantes del Death Metal latinoaméricano se sumó a solo dos días del show para acompañar a Carnifex en su debut y dar una sólida demostración de brutalidad sonora. Con un potente nuevo disco bajo el brazo titulado «Mortem Solis» (2022), Krisiun comenzaba a desatar los primeros horrores de la noche tras los afilados riffs de «Kings of Killing» en un setlist que repasó su potente y sólida carrera musical y que también vivió su punto más alto con la interpretación de «Ace of Spades» de los míticos Motörhead para cerrar con broche de oro su colosal presentación.

Brutal y demoledor. Así fue el debut de Carnifex en nuestro país quienes, con un pequeño retraso, dieron comienzo a este infernal encuentro desatando las más oscuras y blasfemas invocaciones por parte de la banda liderada por Scott Ian Lewis. «Dark Days» fue la encargada de abrir esta oscura ceremonia desatando el frenesí de sus fanáticos quienes, rendidos ante los californianos, no dudaron en desgarrar sus gargantas ante el descomunal repertorio que entregó la popular banda. La abismante «Necromanteum», que le da nombre a su último trabajo, nos sumergían en un tenebroso y mortuorio ritual mientras que la destacada «Hell Chose Me» nos golpeaba certeramente en el cráneo dislocando los primeros cuellos y desatando también los primeros mosh de la noche. Sin tregua, la fantástica y poderosa «Torn in Two» no daba pie para el descanso y acompañado de «Heaven and Hell all at Once» nos daban cuenta no solo de la potencia y crudeza de Carnifex, sino que también de un virtuosismo y manejo a la altura de una de las grandes bandas del Deathcore.

Otro de los grandes momentos de la noche se vivió cuando «Lie to my Face», a estas alturas pieza clásica de la banda, hizo corear, cabecear y saltar a todos los fanáticos desatando la locura máxima en el recinto, gritando al unísono la frase característica del tema “What the fuck?”, seguido de un demencial breakdown que hizo despertar las más oscuras sensaciones en una noche llena de caos y afilados riffs. Sin muchas pausas y ya en la última parte del concierto, Carnifex nos lleva de vuelta a sus anteriores trabajos con pistas como «Dark Heart Ceremony» y «Hatred and Slaughter» para cerrar esta terrorífica noche con «Slit Wrist Savior» de su primer LP, el cual también fue re-editado para el disco «Graveside Confession» del año 2021.

Con un setlist de 14 canciones que repasaron los mejor y lo más oscuro de su infernal carrera, el debut de Carnifex es una deuda que logró pagarse con creces, con un destacado trabajo de producción y de sonido impecables, sumado a una carrera absoluta y totalmente consolidada por parte de los oriundos de San Diego. Ahora solo queda esperar un eventual regreso para seguir invocando los más oscuros y perversos deseos a través de los endemoniados gritos de Scott Ian Lewis, los demenciales riffs de Corey Aford y Jordan Lockrey, la crudeza del bajo de Fred Calderon, y la poderosa batería con sus blast beat de Shawn Cameron.


Zumbido.cl

X