Buena Vista Social Club reedita su primer disco con canción inédita

La historia, autenticidad y mística de Buena Vista Social Club arde tan brillantemente hoy como siempre para los fanáticos nuevos y viejos. El 26 de marzo de 1996, el trío formado por el director de orquesta cubano Juan de Marcos González, el productor y guitarrista estadounidense Ry Cooder y el productor y propietario del sello discográfico británico Nick Gold reunieron un grupo improvisado de músicos cubanos en los históricos estudios EGREM / Areito de la década de 1950 en Centro Habana. La mayoría de los reunidos eran célebres veteranos de la época dorada de la escena musical cubana de los años cuarenta y cincuenta. Ninguno de ellos tenía idea de que las grabaciones que estaban a punto de producir cambiarían la vida de muchas personas, incluidos ellos mismos, y cambiarían para siempre la posición de la música cubana en el mundo. «Buena Vista Social Club» fue el nombre que se le dio tanto a este extraordinario grupo de músicos como al disco, grabado en tan solo siete días. El estudio, propiedad del sello nacional de Cuba EGREM, se instaló originalmente en la década de 1940 y es célebre como una gran joya en la historia de la grabación. La gran sala con paneles de madera permitió que la grabación se llevara a cabo con el conjunto completo grabado tocando «en vivo», lo que coloca al oyente en la sala entre los músicos. No hay duda de que esto jugó un papel importante en el sonido mágico de las grabaciones finales.

Por la atmósfera de las sesiones de grabación quedó claro que estaba ocurriendo algo muy especial, pero nadie podría haber predicho que “Buena Vista Social Club” se convertiría en un fenómeno mundial: recibió un Grammy en 1997 y, con 8 millones de copias, superó en ventas a cualquier otro disco del mismo género. El impacto de esas sesiones todavía se siente 25 años después, y la vitalidad y el encanto seductor de la rica historia y cultura de Cuba brilla con tanta fuerza como siempre en estas grabaciones definitivas. La aclamación del álbum original ha elevado a los artistas (incluido Ibrahim Ferrer, Eliades Ochoa, Compay Segundo, Rubén González y Omara Portuondo) a la categoría de superestrellas, inspiró una película premiada de Wim Wenders y ha contribuido a popularizar la rica herencia musical de Cuba. Producida por Ry Cooder para World Circuit, la calidad atemporal de la música y el puro entusiasmo de los intérpretes veteranos han asegurado que esta sea una de las grabaciones históricas del siglo XX.

Esta nueva edición incluye temas que fueron grabados durante esa famosa semana de 1996 pero que nunca fueron lanzados; algunas pensadas como sugerencias de repertorio, algunas improvisaciones espontáneas y algunas gemas completamente formadas que son iguales a cualquier cosa en el álbum original. Una de esas gemas desenterradas es “Vicenta”, que se presentó en exclusiva ayer 8 de junio por primera vez. (Escuchala aquí).  También hay tomas alternativas de algunas de las ahora famosas y más queridas canciones del álbum.


Zumbido.cl

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X