Texto por: Cristián Doppler

Fotografías: Claudio Araya

El artista norteamericano nos dio uno de los mejores shows en lo que va del año en Chile. Su tercera visita, luego de ser invitado de lujo de The Police (2007) y Blur (2013), luego de 10 años por fin llegó la oportunidad de poder disfrutar de su largo catálogo discográfico en un show en solitario, un setlist sin descanso y que nos dio un paseo en un viaje lleno de matices y dinámicas, desde baladas íntimas y vulnerables, pasando intensos rituales danzables hasta momentos donde roza la locura psicodélica, incluyendo un par de inesperadas sorpresas musicales.

Beck en este 2023, ha sido un año que ha sido marcado por una larga gira a través de Estados Unidos, y ser parte de distintos carteles de festivales en Oceanía y Europa principalmente. Su visita a Latinoamérica se debió principalmente a ser una de las cabezas de cartel de Primavera Sound en Argentina y Brasil, y afortunadamente se nos consideró como parte del itinerario, pese a no tener una nueva edición del festival en nuestro país este año.

Pasadas las 21:10 Hrs. Se dio inicio al set de Beck ante un prácticamente casi repleto Teatro Caupolicán, debemos mencionar que la presentación debió lidiar con una difícil competencia en ventas de tickets, teniendo a Fauna Primavera, The Hives, y The Cure en un par de días, aún así el público se animó e hizo el esfuerzo para ser parte de esta imperdible cita con el músico norteamericano. Beck nos sorprendió de entrada con «Everybody Gotta Learn Sometime», el clásico de 1980 de The Korgis pero que fue re-popularizado por la reversión para la película «Eternal Sunshine of a Spotless Mind» (2004) donde Beck junto a Jon Brion crean una exquisita producción. La primera sorpresa es una conmoción ante los fanáticos quienes observan con atención y susurrantes cantos. 

Lo que viene luego es una contundente batería de hits «Devils Haircut», «The New Pollution», «Mixed Bizness», «Girl» y «Qué Onda Güero», con un Beck quien muestra toda su destreza, tanto en la ejecución de la guitarra eléctrica, su desempeño vocal, como también siendo un frontman y maestro de ceremonias lleno de energía, entre bailes, saltos y movimientos frenéticos, además de ser acompañado por una banda de cuatro músicos que suena demoledora, sin abusar del ruido excesivo, siempre privilegiando la correcta posición en el campo y espectro sonoro, todos los aplausos para los encargados de audio de la producción.

El entusiasmo de los fanáticos es absolutamente demostrativo, quienes acompañan con saltos, bailes y cantos, cada canción del artista, una explosión de energía contenida en estos 10 largos años. Beck se percata desde el inicio de esta conexión, quien les dedica constantes saludos y palabras afectivas, “Cuando vi el itinerario y me di cuenta que Chile no tenía Primavera (Sound), dije ¡Oh, mierda!, pero aquí estamos, muchas gracias”, “Este ha sido uno de los mejores shows del año”. Luego de un paso de aplaudidas canciones como «Gamma Ray» y «Debra» que contó con unos impecables falsetes de Beck, el momento que coincide con el grito de algún fanático “¡Ahora una de las lentas!”, llegó el momento emotivo de la noche con «The Golden Age», con guitarra electroacústica en brazos y la proyección de un desértico atardecer, mientras una pareja delante mío aprovecha de volver a juntarse y abrazarse, luego que fuesen separados debido a los saltos y empujones en las canciones más caóticas. La instancia desoladora y conmovedora sigue con «Lost Cause», el desamor nunca se sintió tan hermoso.

Ya vamos llegando a la parte final del set, que ha sido sin pausas, lleno de dinámicas, con una gran puesta en escena en vivo y grandes proyecciones personalizadas a cada canción. La multicolor «Dreams», el himno noventero de «Loser» y la estridente guitarrera «E-Pro» dan la salida para el primer cierre. Con un breve respiro Beck y sus músicos vuelven al escenario para «One Foot In The Grave» y la intensa «Where’s It At», Beck se despide para ser el primero en retirarse del escenario, ante estruendosos aplausos y gritos de aprobación al contundente show, mientras los músicos se quedan en el escenario en un enérgico coda, para finalmente despedirse uno a uno cariñosamente de la fanaticada chilena. 

El público se muestra más que conforme y agradecido con lo vivido, y cuando ya se comenzaban a preparar a tomar vías de salida del Teatro Caupolicán, se observa a uno de los encargados de producción de escenario instalar una bandera chilena lanzada por un fanático sobre en el atril del micrófono de Beck, quien a los segundos reaparece con la guitarra electroacústica para mencionar palabras sobre la conexión inquebrantable entre el amor y la música, para dar con los primeros acordes de la hermosa rendición al fallecido Daniel Johnston con «True Love Will Find You In The End», segunda sorpresa y final de la jornada, que nuevamente nos encuentra conmocionados, donde brotan lágrimas de emoción de algunos fanáticos, mientras Beck se despide hasta una próxima vez, mientras se observan algunos abrazos emotivos entre seguidores.

La fallida edición de Primavera Sound en Chile 2023, nos terminó regalando uno de los mejores shows del año con Beck en solitario, demostrando que a pesar de su largo recorrido y múltiples intentos y experimentaciones discográficas, sigue siendo un músico más que vigente. La instancia nos permitió vivir un show cercano, cargado de expresión, carisma y cariño, lo que una participación como un artista más de un festival no nos habría podido entregar.

Puedes ver nuestra galería de fotos de este evento aquí.

Setlist:

01. Everybody’s Got to Learn Sometime

02. Devils Haircut

03. The New Pollution

04. Mixed Bizness

05. Girl

06. Qué Onda Guero

07. Nicotine & Gravy

08. The Valley of the Pagans

09. Wow

10. Gamma Ray

11. Soul of a Man

12. Go It Alone

13. Debra

14. The Golden Age

15. Lost Cause

16. Chemtrails

17. Dreams

18. Up All Night

19. Loser

20. E-Pro

-Encore-

21. One Foot in the Grave

22. Where It’s At

-Encore 2-

23. True Love Will Find You in the End


Zumbido.cl

X