Por: Adolfo Serey

Siendo una de las bandas que se encuentra en el punto más vigente y éxito de su carrera, cursando su gira “2020 Tour”. Maroon 5 se presentó este viernes 28 de febrero en un Estadio Municipal Bicentenario de la Florida repleto de una vibra ansiosa y expectante de lo que sería la apertura de este show.

Las manifestaciones fueron variadas, y tras un retraso de 15 minutos, que para los asistentes se convirtió en un tiempo eterno (considerando que la hora de inicio del concierto para el público estaba pactada a las 21:00 hrs) comenzaron a abuchear la larga espera de la banda. Pero esto fue rápidamente revertido al aparecer Adam Levine y compañia, dando el puntapié inicial en lo que se convertiría en un tremendo espectáculo. Sorprendiendo incluso a las miradas escépticas que presenciaron el show realizado en el día anterior en el conocido Festival de Viña.

Su carrera saltó al estrellato hace tan sólo 17 años (apróx.), pero cruciales, que no podían ser antecedente de una derrota y un malogrado pasado show. La transformación fue de 180°, se desmarcaron absolutamente de la sombra de un jueves negro y arremetieron como un cañón esta noche. Sus canciones más exitosas y destacadas de la jornada fueron This Love, What Lovers Do, Makes Me Wonder, Payphone, Moves Like Jagger, Cold, Don’t Wanna Know, One More Night, Animals, Sugar, entre otras.

Su compromiso tras bambalinas, y en diferentes medios el día de hoy, no fue una promesa en vano. El estar en grandes escenarios del mundo y en otros ámbitos, los ha llevado a incursionar en la adversidad. Su talento y virtud demostraron que su gran éxito no se refleja en las ventas de sus discos (no tan sólo en ello), sino que, en la de transformar la alegría en eufóricos gritos de amor a la banda y su vocalista, así como la pasión vertida en los coros que se replicaron en cada canción del concierto.

Es que de pronto su show crece y su participación sobre el escenario, se convierte en algo casi perfecto, entre energía y entrega para un público que ya caía rendido a sus pies.

La noche musical termina con dos canciones muy íntimas: She Girl y Girl Like You. Procuraron ser indómitos en el escenario y desatar las pasiones de todas las mujeres del recinto, sí, las féminas se robaron la noche en conjunto a los artistas. La dubitativa noche se convirtió en un consagrado paso por Chile y un enérgico espectáculo que sorprendió a cada uno de los asistentes.


Zumbido.cl

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X