Por: Adolfo Serey.

Los convocados a este altar de la perdición fueron todos sus fieles súbditos que, tras la apertura de las puertas de acceso, se abalanzaron con demoledora vehemencia. En unos cuantos minutos se encontraban repletando el Teatro Coliseo.

El ingreso fue prematuro, y, tras 20 minutos (21:00 hrs) aún no se presentaba la banda. En el transcurso, la gente gritaba consignas políticas de reivindicación social, otras más de descontento y muchas otras de glorificoelogio. Tras 15 minutos de aumentada espera y 7 repeticiones de Solve, realmente con una insistencia más, llegan los demonios de la muerte y lo mísero: Nergal, Inferno,Orion y su invitado,Seth.

Wolvesov Siberia fue el sonido de corte entre las cruces y las rojas iluminarias, y haciendo alarde al nombre de la pista, fueron por el público como verdaderos lobos, depredando sus desenfrenados gritos. Embriagados de violencia, Nergal dedica unas palabras a la audiencia, para guturarDaimonos, uno de los tema(muy) aclamado del Evangelion, ya transformado en uno de culto. Y si de satanismo hablamos, Ora Pro NobisLucifer es la oda al ángel caído. De los más célebres del disco TheSatanist. ¿qué significa esto para la audiencia? Headbanger con la más violenta sacudida de cabeza que haya visto, todos al unísono de las percusiones de la batería.

Behemoth declara compuesta pesadumbre al orquestar Bartzabel, la que progresivamente adquiere rígida fortaleza. Luego deviene OvFire and theVoid, mutiladora y elocuentecomo todo elemento sonoro del ya mencionado Evangelion.

Pútrido y sombrío es el matiz violento de guitarras, bajo y batería que pronuncian a la desgarrada voz que le da vida a God=Dog, con un sonido que profundiza en tus huesos ostioporosos por los impulsivos riff de guitarra.

La bilis negra de sus sonidosse riega por todo sutorrente sanguíneo hasta llegar a sus oídos para proclamarse ConquerAll, la que fue ovacionada por todos los asistentes, descontrolándolos por completo en conmocionado son. Del mismo modo emerge Sabbath Mater,sorprendiéndome desmesuradamente el gritado coraltras sonar esta.

Holocausto de la vorágine, artistas de la catástrofe y estandarte del satanismo puro son los adjetivos que tengo para esta banda al interpretar, contando con un brutal sonido áspero y estridente (propio de los primeros discos de la banda) llega hasta la audiencia chilena, como una patada en la cabeza, Decadeov Therion.

Y sin descanso, la atronadoramáquina de tortura y cruda melodía nos golpea con BlowYourTrumpets Gabriel, SlavesShall Serve y ChantforEschaton 2000. Todos cabeciamos sin chistar, enardecidos por las percusiones versátiles y profundas, voces rotas y pujante terror.

Para finalizar el acto, de las tinieblas emergieron cuales ángeles caídos, Lucifer sonó y los oyentes proclamaron su nombre. Mientras que los semblantes retratan el profundo fervor por sus artistas cuandos unó We Are the Next 1000 Years. Desde las inquietantes sombras del final emergen los satanistas con percusiones en mano para anunciar que la sacrílega eucaristía finalizará con Coagvla.


Zumbido.cl

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X